¿Por qué el café de especialidad es mejor que el comercial?

pexels-photo-434213

¿Porque es más rico? Sí, puede ser una respuesta certera, pero en el fondo hay todo un proceso que hace que el café de especialidad sea tan cotizado. Después de usar fertilizantes, elegir suficiente sombra y la altura de la siembra, son muchos los detalles en su producción. Aquí te contamos los tres puntos clave de control de calidad.

  1. Cerezas rojas

En la finca, la vida es más sabrosa. Y todavía más cuando las cerezas pintan de rojo las hectáreas del campo. El tema es que a la hora de la recolección, el trabajo es exhaustivo y aquí está uno de los controles de calidad más importantes del café de especialidad: hay que cosechar sólo las rojas.

Tradicionalmente, los recolectores recogían cerezas amarillas, verdes y hasta negras. Pero los caficultores de fincas de especialidad recolectan únicamente las rojas, ya que una cereza inmadura o sobremadura puede generar mucho amargor. La selección manual no sólo es vital para que las mejores cerezas lleguen a la despulpadora, sino también porque da puestos de trabajo a las comunidades locales.

  1. El descascarado

Hasta las cerezas más rojas y sensuales tienen sus defectos… Por eso, luego de pasar las etapas de despulpado y secado, el descascarado es el siguiente control de calidad. Allí se seleccionan a mano las mejores cerezas, dejando de lado los granos defectuosos (pasilla) que, lamentablemente, algunas empresas venden en el mercado en forma de café comercial.

  1. Grano verde

Después de ser descascarados, los granos sin defectos y llenos de sabor quedan en su estado final antes de ser tostados: verdes. Con el tueste culminado, los granos adquieren su característico color café, y el proceso de control de calidad continúa hasta que el café se sirve para probarlo en la taza final.

Como vemos, este proceso de producción tiene altos estándares de calidad. Prefiere el café de especialidad por sobre el comercial y vive la mejor experiencia.

Fuente: Perfect Daily Grind